Unidades de radiodiagnóstico

Clasificación en las zonas de trabajo y señalización en las instalaciones radiodiagnóstico

En los lugares de trabajo en donde exista riesgo de exposición se deben determinar los niveles de radiación ambiental.

Radiación ambiental en radiodiagnóstico es la exposición en el aire durante el  tiempo de la exposición radiográfica o durante el tiempo de escopia.las zonas de trabajo se clasifican mediante “dosimetría de área”.

Las clasificaciones de los lugares de trabajo en las zonas establecidas deberá estar siempre actualizada de acuerdo con las condiciones reales existentes, por lo que el titular de la práctica someterá a revisión la clasificación de zonas basándose en las variaciones de las condiciones de trabajo.

Zona vigilada

  1. Es aquella en la que no es improbable recibir una dosis superior a 1/10 del límite de dosis, siendo muy probable recibir dosis superiores a 3/10.
  2. Son los puestos de mandos tras las mamparas de protección.
  3. Su señalización es el trébol de color gris- azulado fondo blanco.
  4. Debe efectuarse, mediante dosimetría de área
  5. Una estimulación de dosis que pueda recibirse.

 

Zona controlada

  1. Es aquella en la que no es improbable recibir una dosis superior a los 3/10 del límite de dosis.
  2. Son las salas donde están instalados los equipos, por la tasa de radiación durante el funcionamiento de los mismos.
  3. Su señalización es un trébol de color verde sobre fondo blanco, rodeado de puntas radicales.
  4. Es obligatorio el uso de dosímetros individúales.
  5. Acceso limitado a las personas autorizadas al efecto.

6. Se pueden subdividir en:

a-      Zonas de permanencia limitada: son aquellas en las que existe riesgo de recibir una dosis superior a los limites de dosis fijadas. trébol amarillo.

b-      Zonas de permanencia reglamentaria: son aquellas en las que existe el riesgo de recibir en cortos periodos de tiempo una dosis superior a los límites de dosis fijados que requieren prescripciones especiales desde el punto de vista optimización. Trébol naranja.

c-      Zonas de acceso prohibido: son aquellas en las que existe el riesgo  de recibir, en una exposición única, dosis superiores a los limites de dosis fijados. Trébol rojo.

Instalaciones radiológicas básicas

En un servicio de diagnostico por la imagen más del 75% de su actividad asistencial consiste en la radiología convencional.

La radiación convencional puede y debe realizarse en instalaciones radiológicas básicas, sin radioscopia.

Una sala de radiodiagnóstico básica consta de:

  1. Un generador
  2. Una mesa de control  
  3. Un tubo de rayos x
  4. Una mesa bucky con porta chasis, y opcionalmente
  5. Un bucky mural con porta chasis

Normas de protección radiológica para todo tipos de instalaciones

a-      Blindaje y otros requisitos de diseño/ barreras

 Es el material interpuesto entre la fuente de radiación  y las personas profesionalmente expuestas o el público en general. Su objetivo es conseguir que no se supere una determinada dosis de zona protegida.

 Es frecuente el uso de las planchas de plomo en torno a 2mm de espesor como barreras primarias.

La puerta plomada de acceso a las salas y las mamparas de observación hechas de vidrio plomado, requieren una atención especial.las primeras porque dan a pasillos de libre entrada, allí donde no se deben superar el límite de dosis establecido para los miembros del publico.las segundas por la permanencia consta de los profesionales expuestos.

El diseño de la sala debe ser tal, que el haz directo de rayos X no pueda dirigirse hacia la mampara, puertas de acceso o cámara oscura.

El bucky mural no se colocara en la inmediata proximidad de la puerta de acceso.

Cuando en una sala existan dos tubos no se preparara a un nuevo paciente mientras el anterior permanezca en la sala.

La cabina de vestuario debe de estar blindada por la parte colindante en la sala; por ejemplo mediante cortinas plomada.

El acceso directo de la sala debe estar señalizado como una zona controlada.

b. Radiación de fuga, filtración, colimación y evaluación del haz

       Es la radiación incontrolada que se escapa del tubo, por fuera de la ventana del mismo, durante el tiempo de exposición radiográfica.

Siempre es obligado que la filtración mínima inherente y, por tanto, permanente, sea  de 1,5mm de AL.

Es obligado que la filtración total mínima sea de 2,5mm de AL. Esta es la regla general que se aplica cuando en una instalación el KVP es superior a 11º, lo que se da casi en todas las instalaciones   convencionales. No obstante, aquellas instalaciones que operan con un KVP inferior a 110, disponen  de filtros móviles.

Se debe verificar periódicamente la coincidencia entre el haz luminoso del colimador y el haz de radiación.

La evaluación del haz es misión del personal de radio protección, que emite el correspondiente informe al jefe de servicio indicando, en su caso, las diferencias encontradas para que se proceda a la revisión del equipo por parte de la casa encargada del mantenimiento del mismo.

La evaluación del haz ha de realizarse antes de la puesta en marcha del equipo y anualmente, como parte del control de calidad de las instalaciones radiológicas.

El NERO es el dispositivo mediante el cual se hacen las diferentes verificaciones del haz de rayos X.

c. requisitos de la mesa de control

Los valores de exposición (KV, MA, TIEMPO) deben ser conocidos en todo momento, de manera que deban estar convenientemente señalizados, incluso cuando se haya señalizado exposición automática.

Respeto al botón de preparación exposición hay que expresar que:

  1. Debe ser del tipo “hombre muerto” ( solo es operativo mientras se presiona)
  2. No puede producir repetición involuntaria de “ disparos” por rearme automático del temporizador.

d. Normas operacionales

Antes de proceder a efectuar la exposición se deben cerrar las puertas de la sala.

El paciente debe entrar en la sala a través de la cabina vestuario, que estará blindada por la parte colindante de la sala.

El técnico debe leer atentamente que tipo de exploraciones la solicitada y, en su caso, el motivo de la exploración.

El  ter debe confirmar el nombre completo del paciente con la pregunta directa “ ¿Cómo se llama usted?”

Durante la exploración del paciente no debe permanecer nadie en la sala: ni el personal sanitario, ni un acompañante, ni por supuesto otro paciente.

Se tomaran las medidas pertinentes que eviten la entrada involuntaria de cualquier persona en la sala de rayos X  durante el tiempo que al paciente permanezca en ella y, en concreto, durante el momento de la exposición.

El ter, tras la colocación y contraje del paciente, deberá diafragmar el haz.

El ter deberá instruir claramente al paciente sobre lo que debe hacer cuando se le avise.

El ter, que estará tras la mampara, una vez ajustado los valores de la exposición, dará las instrucciones finales al paciente,  al que observara; y solo cuando compruebe que este sigue sus instrucciones, llevara a efectos la exposición.

Es imprescindible utilizar los dispositivos adecuados para la inmovilización de ciertos pacientes, o para la sujeción de un chasis.

Si, por un motivo especial, el técnico hubiera de permanecer próximo al paciente durante la exposición deberá seguir las siguientes normas:

  1. Utilizar el delantal plomado y guantes plomados.
  2. Permanecer fuera del haz directo lo más alejado posible.
  3. Llevar puesto el dosímetro personal.

El ter es el responsable de la correcta identificación de cada una de las radiografías que componen un estudio radiológico. El nombre y la fecha son dos datos imprescindibles.

Introducción a la protección radiológica

  1. Daños por radiación

En los primeros años las lesiones por radiación se producían con bastante  frecuencia, estas lesiones solían adoptar la forma de quemaduras, perdida de pelo y anemia.

Años más tarde se observo que los radiólogos sufrían ciertos trastornos hematológicos, como la anemia plástica y la leucemia. Debido a ello se introdujeron aparatos y dispositivos protectores como guantes y delantales plomo para uso de los radiólogos. Los profesionales radiológicos fueron controlo lados de forma rutinaria para detectar cualquier efecto de la exposición laboral, y se les proporciono dispositivos para monitorizar la radiación.

Existe el peligro de que cuando se lleva un cierto tiempo trabajando con las maquinas de rayos X, la familiarización con el medio ambiente laboral haga que se descuiden ciertos aspectos del control de la radiación: no hay que cometer ese error, pues puede dar lugar a una sobreexposición accidental.

  1. Dispositivos para la protección radiológica

1.1Filtros: son dispositivos mecánicos que ese introducen en la carcasa del tubo de rayos X (aluminio) que absorben los rayos X de baja energía emitidos por el tubo de rayos X antes de que puedan llegar al paciente, son rayos con poco valor diagnostico y que suponen una sobreexposición innecesaria del paciente.

1.2 Chasis: En su interior se coloca la película radiográfica y las pantallas de refuerzo. Su función es  mantener íntimo contacto entre película y pantalla y protegerlas de la luz y de daños externos.

1.3. Colimadores: los dispositivos de colonización más utilizados son el diafragma, los conos y colimadores ajustables con luz local. La colimación restringe el haz de rayos X a la parte del cuerpo del examen, con lo que se evita la exposición innecesaria de los tejidos adyacentes. La colimación reduce la radiación dispersa y mejora el contraste de la imagen.

1.4.Pantallas intensificadoras: dispuestas a uno y otro lado de la película. De este modo se reduce un 95% el tiempo de exposición necesaria en comparación con el mismo examen realizado sin pantallas intensificadoras.

 1.5 Películas: Es el elemento fundamental en la cadena radiográfica, consta de base y emulsión. En ella se crea la imagen latente y tras el revelado se creara la imagen visible.

1.6. Equipos de protección específicos: se utiliza cuero o plástico impregnado en plomo para fabricar los guantes y delantales que emplean los técnicos y radiólogos durante la exposición radioscópica y ciertos ciertos exámenes radiológicos. Escudos gonadales que utilizan el mismo material que para guantes y delantales que deben ser utilizados por todos los pacientes en edad fértil cuando sus gónadas se encuentran en el campo del haz de rayos X o cerca del mismo, y siempre que su uso no interfiera en el valor del diagnostico del examen. otros dispositivos empleados cuya finalidad es proteger las zonas específicas del cuerpo son las gafas, los escudos tiroideos y los blindajes mamarios.

Normas de cumplimiento obligatorio para controlar la radiación en radiología diagnostica

  1. Antes de solicitar un examen radiológico habrá que considerar la historia clínica del paciente.
  2. Salvo la mamografía de la valoración selectiva, los exámenes de sujetos asintomáticos no están justificados.
  3. Comprender y aplicar los principios básicos del control de la radiación:

                             1. tiempo de exposición    2.distancia  3. Blindaje

4. No permitir que la costumbre nos lleve a una falsa sensación de seguridad.

5. Deberán tomarse las precauciones apropiadas para evitar la necesidad de repetir una radiografía por un fallo técnico.

6. No situarse nunca en el camino del haz.

7. Utilizar el equipo protector siempre que no se este detrás de una barrera.

8. Utilizar siempre el dispositivo personal de medición de la radiación, colocado de forma que quede por dentro delantal a la altura del bolsillo.

9. No sujetar nunca al paciente con las manos durante el examen. si es posible, utilizar dispositivos  de sujeción mecánica. En caso contrario pedir a un familiar o amigo del paciente que lo sujete. Esa función no se debe encargar habitualmente a ningún empleado del hospital.

10.  La persona que sostiene al paciente debe usar siempre un delantal plomado y si es posible empleara también guantes de plomo. Si el paciente necesita ayuda durante el examen le será proporcionada por el personal que no forma parte del departamento de radiología. Esta persona utilizara los dispositivos protectores adecuados y se le proporcionara instrucciones cuidadosas antes de cada exposición.

11.  Todos los pacientes de edad fértil utilizaran escudos gonadales a no ser que estos dispositivos interfieran en el examen.

12.  El examen de la pelvis y de la región inferior del abdomen en mujeres de edad fértil, se debe  limitar a un periodo de diez días después del comienzo de la menstruación. En caso de embarazo conocido si fueran necesarios los exámenes se deberían posponer hasta después del parto o al menos hasta la segunda mitad de gestación. A menos que sea absolutamente necesario nunca se realizaran radiografías de abdomen a mujeres embarazadas durante el primer trimestre de gestación.

13.  Colimar y filtrar siempre al tamaño más pequeño de campo adecuado de examen.

Diseño de las instalaciones del servicio de radiodiagnóstico

Los servicios de radiodiagnóstico  medico deberán contar como mínimo con los siguientes ambientes:

  1. Una sala de espera.
  2. Una sala para estudios y/o  procedimientos radiológicos por cada equipo fijo ( sala de rayos X);
  3. Área blindada para la consola de control. 
  4. Un vestidor y baño (sanitario) para pacientes.
  5. Un cuarto oscuro,
  6. Área para almacenamiento de películas;
  7. Área de interpretación;
  8. Área para preparación de medio de contraste y para preparación de pacientes, en caso necesario ;
  9. Área de aceptación/ rechazo de la película;

 

La sala de rayos X y el área para la consola de control deberán cumplir con lo siguiente:

  1. Poseer barreras físicas con blindaje suficiente como para garantizar que se mantengan niveles de dosis tan bajos como sea razonablemente posible, sin superar los niveles de  restricción de dosis para exposición ocupacional  y exposición del público.
  2. Disponer de señalización reglamentaria y de restricciones de acceso;
  3. Ser de acceso exclusivo para el paciente y el personal del equipo médico necesario para la realización de los estudios y procedimientos radiológicos. Excepcionalmente se permite la participación de acompañantes bajo las condiciones establecidas en este documento.

 

Las  dimensiones mínimas de los ambientes deberán considerar las características de los equipos y los tipos de estudios y procedimientos a realizar.

La sala de rayos X deberá  contar con

  1. Paredes, pisos, techo y puertas con blindaje que proporcione protección radiológica a las aéreas adyacentes, de acuerdo con los requisitos de optimización y niveles de restricción de dosis establecidos en la normativa vigente. Además deberá observase lo siguiente:
    1. El blindaje deberá ser continuo y sin fallos.
    2. El blindaje de las paredes puede ser reducido a una altura menor de 210 cm, siempre que esté debidamente justificado;
    3. Deberá prestarse especial atención al blindaje de la pared con bucky mural utilizado para examen de tórax   y a las áreas alcanzadas por el haz primario de radiación.
    4. Toda la superficie de plomo deberá estar cubierta con revestimiento protector como pintura o cualquier otro material adecuado.
    5. Área para la consola de control con barreras   estructurales de dimensiones y blindaje que proporcione atenuación suficiente para garantizar la protección del operador. Deberá observarse también las siguientes exigencias:
      1. Dentro del área y en posición de disparo,   el operador deberá poder comunicarse eficazmente con el paciente y observarlo mediante un sistema de observación electrónico (televisión) o un visor (ventanilla) apropiado que tenga por lo menos la misma atenuación calculada para la estructura;
      2. En caso de que la consola de control este dentro de la sala de rayos X, se puede utilizar un biombo (mampara) fijado permanentemente al piso con una altura mínima de 210 cm;
      3. La consola de control deberá estar ubicada de manera que durante la  exposiciones ninguna persona pueda entrar a la sala sin ver visto por el operador;
      4. En caso de utilizarse un sistema de observación electrónico se deberá prever la existencia de un sistema de reserva o sistema alternativo para casos de fallo electrónicos.
      5.   Señalización luminosa roja encima de la parte externa de la puerta de acceso indicando que el generador esta encendido y que puede haber exposición, “se prohíbe la entrada cuando la luz roja está encendida”.
      6. Letrero colocado en un lugar visible dentro de la sala con la siguiente recomendación: “acompañante: si su presencia es imprescindible para sostener al paciente, exija y use correctamente vestimenta plomada para su protección”.
      7. Dispositivo de protección radiológica para pacientes, personal del equipo médico y acompañantes, y todos los accesorios necesarios para los estudios y procedimientos previstos en la sala.

El acceso a la sala de rayos X deberá ser restringido. Solo se permitirá el acceso de personas autorizadas.

El cuarto oscuro deberá estar diseñado y  considerando los siguientes requisitos:

  1. Dimensión proporcional a la cantidad de radiografías y al flujo de actividades previstas para el servicio;
  2. Que no exista penetración de luz. Deberá darse atención especial a la puerta, pasa chasis y sistema extractor de aire;
  3. Los interruptores de luz clara deberán estar ubicados de manera que no puedan ser accionados accidentalmente;
  4. Paredes con revestimiento anticorrosivo e impermeable;
  5. Sistema de iluminación de seguridad con lámparas y filtros apropiados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: